Trucos para quitarse los kilos de más tras el verano


Se acabó la época estival y con su final, llegan los kilos de más. La mayoría de los españoles, más del 80% en realidad, gana cerca de cinco kilos durante la época más calurosa del año debido ha dejar de lado la dieta equilibrada y el ejercicio habitual.
Estos malos hábitos hacen que se pierda masa muscular y se ganen kilos de grasa, lo cual hace que sea más difícil perderlos al llegar septiembre. Las vacaciones son fieles amigos del consumo de helados, refrescos azucarados, bebidas con alcohol y las características tapas allá donde vayamos, lo que hace que dupliquemos el consumo de kilocalorías diarias habituales.
Por estas razones te dejamos una serie de trucos para quitarse los kilos de más tras el verano y volver a nuestro peso ideal de manera saludable

Olvídate de las dietas milagro


Deja atrás las famosas dietas milagro, si piensas que lo mejor es perder esos cinco kilos en una semana o dos, después de la dieta volverán a recolocarse en el mismo espacio añadiendo alguno más. No es bueno pretender deshacerte de esos kilos de más deprisa y corriendo, ya que en lugar de grasa perderás líquidos y mas muscular, lo cual facilitará el regreso de los kilos en tiempo récord.

No pases hambre

Una dieta que te haga pasar hambre tampoco será una buena opción, ya que te cansarás rápido y al llegar el primer fin de semana querrás premiarte por lo bien que lo hiciste durante toda la semana. Perderás pronto la motivación al ver que semana tras semana no consigues tus objetivos. La motivación es clave para la pérdida de peso y se necesitan al menos tres semana para afianzar los nuevo hábitos de alimentación saludables.

Planifica las comidas

Una de las mejores maneras de comenzar es planificando las comidas. Que a la vuelta al trabajo se una la necesidad de perder peso y comenzar una dieta no puede más que acompañarle el estrés, el cual influye de nuevo en la alimentación. Al planificar tus menús semanales será más difícil saltarte la dieta y descuidar los hábitos.
Para lograr que esta planificación surta el efecto deseado, debes planificar también tu lista de la compra. Realízala en casa y cuando estés en el supermercado no te salgas de lo estipulado. Ya has hecho los menús, ahora compra solamente lo necesario para llevarlos a cabo.
No te olvides de comer cinco veces al día, aunque parezca que son demasiadas veces no es así. El cuerpo quema más grasa si está en continuo funcionamiento y llevarse una mandarina al trabajo no cuesta tanto.

Alimentos clave

Por todos son conocidos los alimentos clave para llevar una dieta saludable. Una buena dosis de verduras y frutas cada día, dos raciones de las primeras y tres de las segundas es lo adecuado.
El jamón cocido, legumbres, pescado azul, pollo, aceite de oliva y verduras. Todo debe ir en su justa medida.
Pescados como el salmón y atún son fieles amigos de las dietas equilibradas por su alto contenido en omega 3 que ayudan a equilibrar las grasas buenas y bajar el colesterol.

Cocina en casa y al tupper

Ya quedó atrás eso de comer cualquier cosa que compras en el supermercado junto al trabajo, fuera sandwiches y ensaladas llenas de salsas y azúcares. La manera de cocinar los alimentos es lo más importante para perder peso y llevar el cuerpo a un estado óptimo de salud. Plancha, cocido y al horno son los puntos fuertes de la dieta, lo cual no quita que algún día extra se pueda comer un guiso, eso sí, como día especial.

Agua, agua, agua

¡Si! Lo has oído más veces, pero ¿y entonces? porque sigues sin llevarlo a cabo. Tu cuerpo necesita la ingesta de entre dos y tres litros de agua diarios. La hidratación contribuye a que pases menos hambre entre otras cuestiones ¿Sabías que el 80% de las veces que crees tener hambre en realidad tu cuerpo tiene sed? Si sigues esta ingesta de agua rigurosamente, en poco tiempo conseguirás poder diferenciarlas.

Adiós a los refrescos azucarados y bebida alcohólicas

Debemos dejar atrás la ingesta de refrescos azucarados y bebida alcohólicas. Tanto la cantidad de azúcar que contienen los primeros como el alcohol de los segundos son calorías vacías que se acumulan en nuestro organismo y convirtiéndose en grasa.
También sería aconsejable dejar los refrescos light ya que el gas que contienen tampoco es bueno, pero digamos que alguna concesión tenemos que hacernos de vez en cuando. Eso si, no dejaremos de decirte que lo más aconsejable será que optes por el consumo de infusiones con edulcorante las cuales puedes acompañar con un vaso de hielo para sentir que estás tomando un refresco. Entre ellas aconsejamos la ingesta de té verde al menos dos veces al día, el cual te ayudará a depurar tu cuerpo. Atrévete a probar, la variedad es muy amplia y puedes descubrir un mundo completamente nuevo.

Ejercicio

No nos íbamos a olvidar de la clave de todo el asunto. Si de verdad queremos bajar de peso, debemos realizar algo de ejercicio diariamente, al menos 6 veces por semana. Deja las excusas de que no tienes tiempo porque caminar 30 minutos no puede ser tan difícil, quizás sea suficiente con que te bajes dos paradas antes del metro y camines hasta el trabajo. Un poco de ejercicio cardiovascular y algo de fitness te ayudarán a subir tu masa muscular y quedar la grasa que sobra más rápidamente. Existen muchos ejemplos en internet de ejercicios fitness que puedes realizar en casa sin necesidad de ir a un gimnasio, todo es cuestión de fuerza de voluntad. ¡Ánimo!


Esperamos que nuestros consejos te ayuden a coger hábitos de vida saludable, no queremos olvidarnos de decirte que si pasadas unas semanas no ves resultados favorables no dudes en consultar con un nutricionista profesional que te guie con una atención personalizada.

http://www.canalsalud24.com/

Mientras tanto te dejamos un apunte que te ayudará ¿No sabes como equilibrar un menú de nuestra dieta mediterránea? En la web de la Fundación Dieta Mediterránea encontrarás menús nuevos cada semana y un montón de consejos para que puedas llevar esta sana dieta de la mejor manera.